¿Por qué nuestra mente sólo nos permite ver la realidad que ya conocemos?

Antes de leer esto mira por favor el vídeo e intenta contar cuantas veces se pasan la pelota los jugadores que van de blanco. Después mira la frase final de este texto y luego ya podrás leerlo.

Los ojos captan imágenes, pero lo que el cerebro ve está condicionado por lo que ya conocemos y por lo que esperamos; la mente compara lo que ve con lo que sabe. Esto explica que sólo veamos los coches de autoescuelas cuando estamos sacándonos el carnet de conducir.

El otro día, al pasar por nuestra sala de espera de camino al vestuario para marcharme, me llamó la atención una imagen: creí ver a un señor sin piernas ni brazos, con unos zapatitos verdes pegados a sus ingles. Pensé que no podía ser, que quizás trabajo demasiadas horas, que si fuera realmente así alguien me lo habría comentado.

Entonces volví hacia atrás y allí estaba, era una pareja que venía del extranjero para una donación de ovocitos; la que tenía problemas era ella, él sólo necesitaba un poco de ayuda para obtener la muestra de semen con la que realizar la Fecundación in Vitro.

Dos días después me pasó lo mismo; creí ver un chico con muy mal aspecto físico. Cuando volví hacia atrás estaba un joven de unos veinte años con la cara llena de hematomas recientes y la ropa con sangre. Era el novio de una chica que venía a donar ovocitos, cuando me dispuse a hacerle la cura me dijo que había tenido un accidente con la moto pero que si no venía a recogerla su novia “se iba a mosquear”.

Me pareció imposible que todo el personal sanitario que pasa por esa sala no viera éstas y otras situaciones y empecé a hacer pruebas para saber hasta dónde podía llegar esta ceguera colectiva. La primera consistió en lo siguiente: un paciente extranjero estaba tumbado en uno de los sofás dormido tras llegar de un viaje largo. Bien, pues me tumbé en el sofá de enfrente en la misma postura, vestida con mi pijama blanco.

La siguiente prueba consistió en tumbarme en el suelo, en medio de la sala de espera, y ponerme a jugar con una niña que acompañaba a sus padres… hicimos castillos altísimos con juguetes. En ambos casos NADIE me vio, me buscaban por toda la clínica y yo estaba delante de ellos. Esto nos pasa a todos. Realmente nuestra mente consciente selecciona y sólo capta una parte de lo que vemos; por eso cada uno tenemos nuestra propia realidad.

Ahora pon de nuevo el vídeo y mira los monos que salen en el.

4 Comentarios

  1. Inma Responder

    Tiene mucha razón Doctora. En ocasiones no vemos la realidad o los problemas y en otras ocasiones vemos problemas donde no los hay.
    Gracias por poner luz.

  2. Alice Responder

    Muchas gracias por el vídeo! He enseñado esta prueba a varios amigos, y sólo una de cada diez personas ha visto el gorila. Pues así nuestro cerebro construye la realidad.
    De verdad es muy importante desarrollar la calidad psíquica de la concentración mental.

  3. Alex Responder

    Estoy totalmente de acuerdo en que solo vemos aquello que queremos ver, y para muestra un botón: todas las mujeres de mi entorno que quieren quedarse embarazadas solo hacen que ver embarazadas a su alrededor…supongo que por eso cuando una pareja no se queda, los médicos les decís que tampoco se vea con los amigos que ya tienen niños, proque si no la obsesión es todavía mayor, no?

Deja un comentario

Únete

Recibe en tu email todas las actualizaciones del blog.

Únete a otros suscriptores: